PAN Traidor

¿Cuantos candidat@s a la diputación federal piensan en esto?


Dinero de los contribuyentes que ira a terminar a la bolsa de unos cuantos, esos cuantos candidat@s que no tienen ideales, que como dicen una cosa dicen otra. Ya lo dijo Giuseppe Tomasi di Lampedusa en su novela Gatopardo; Algo debe cambiar para que todo siga igual.

El preocupante éxito de los imbéciles

Un político honesto e inteligente es casi un contrasentido. O dejará de ser honesto o dejará de ser político. O simplemente es un imbécil. Esa es la conclusión a la que uno llega después de leer los agudos argumentos de Dean Burnett, un columnista del diario inglés The Guardian. Argumentos meritorios, habría que decir, porque ni siquiera necesitó abordar las pruebas definitivas que le habría dado el análisis de la política mexicana.
.
.
.
Desde luego que no todos los políticos son ignorantes o tontos. Hay muchos perfectamente enterados de la complejidad de los problemas y que poseen un IQ sobresaliente. Por lo mismo, muy pronto se dan cuenta de que sus posibilidades para ganar una elección reside en la simplificación de los temas, por no decir, en su distorsión o de plano en la mentira.

En resumen, los inteligentes terminan siendo poco honestos; y los que son “honestos” con las barbaridades que transmiten resultan ser poco inteligentes. No, México no va a crecer a tasas de 6 ó 7 por ciento a lo largo del sexenio, pero era una meta que se daba por descontado en el discurso oficial. ¿Deshonestidad o ignorancia?

Páginas

Suscribirse a RSS - PAN Traidor